borralo_img.png

No lo toleres

Recomendaciones

 

Piénsalo veces antes de enviar cualquier un mensaje correo o foto para agredir a alguien, a través de tu celular o cualquier plataforma en internet, redes sociales, correo electrónico, chats o sistemas de video conferencia. Recuerda siempre que el siguiente puedes ser tú.

El recibir contenidos agresivos de un tercero siempre hará posible su redistribución, no esperes a que esto pase.

Conocer este tipo de mensajes, aunque no seas tú el agredido, si permaneces pasivo, aunque no estés de acuerdo, indirectamente te estás convirtiendo en testigo que no actúa. Cuéntalo a quien pueda ayudar o intervenir, tus padres o maestros, la misma víctima o sus padres.

Cuida la información que envías y compartes por internet a través de los foros, blogs, correos electrónicos; redes sociales, mensajes de texto o en las chats colectivos. Ten en cuenta que estas conversaciones pueden ser usadas para perjudicarte.

Evita hacer comentarios desagradables en la red. Si eres ofensivo o burlón, será más fácil que algún cibernauta te observe y te quiera pagar de la misma forma.

Nunca respondas una provocación con la misma actitud, lo mejor es bloquear a ese contacto y desestimar sus tontos comentarios.

Informa al proveedor del servicio online que uno de sus usuarios muestra una conducta agresiva. Si la conducta del agresor contradice las normas de uso de este medio, el contenido ofensivo se retirará.

Ayuda a la víctima si has detectado al agresor. Quizás no desees mostrar tu posición en los medios online donde el niño es atacado, pero puedes comunicárselo a sus padres, maestros y otros adultos. Lo importante es no permanecer indiferente.