ubicalo img.png

¿Qué es el ciberbullying?

 El ciberbullying es el uso indebido de cualquier medio conectado a Internet para agredir psicológicamente a una persona, y se puede presentar lo mismo en Redes Sociales, que en mensajería instantánea, correos electrónicos y hasta videojuegos.

Acoso: persecución de la víctima por diversos medios electrónicos, para amenazarla, hostigarla o correr rumores negativos sobre su persona.

Exhibición: datos confidenciales de la víctima se revelan en la red, de forma hiriente y anónima, incluso por sus propios amigos, a través de perfiles falsos o creados sólo para el acoso.

Denigración: la imagen social de la víctima es ridiculizada o deshonrada por medio de videos, fotomontajes, o comentarios negativos.

Descalificación: votaciones entre los usuarios a una página, un blog, un foro, en el chat se emiten juicios negativos que demeritan las cualidades, características físicas o mentales de la víctima.

Exaltación negativa: se lleva a la víctima al enojo extremo y permanente, al mostrar información personal comprometedora o tergiversada.

Suplantación: la identidad de la víctima es sustituida por el agresor, utilizando su nombre o su perfil, con sus fotografías o videos, que son alteradas por medio de edición y fotomontaje.

Agresiones cibernéticas

La manera en que se manifiesta el ciberbullying es muy diversa y debido a que las tecnologías se van desarrollando cada vez a más y, con ellas, la imaginación de los perseguidores o agresores.

•  Crear un perfil con todo y foto de la víctima en algún blog, donde se tiene que votar a la persona menos inteligente o más fea y… llenarla de votos para que esté en los primeros lugares.

•  Hacer memes de una persona.

•  Subir a la red una foto comprometedora (real o arreglada) con imágenes o elementos que puedan perjudicar a la víctima y darlas a conocer en a su grupo de amigos, y otros que tengan acceso a la red o chat colectivo, hasta convertirlas en virales.

•  Crear un perfil o espacio falso en nombre de la víctima, en redes sociales o foros, donde se escriban a modo de confesiones en primera persona determinados acontecimientos personales, demandas explícitas de contactos sexuales, principalmente.

•  Escribir comentarios humillantes en foros o participar agresivamente en chats haciéndose pasar por la víctima de manera que las reacciones vayan posteriormente dirigidas a quien ha sufrido la usurpación de personalidad.

•  Dar de alta la dirección de correo electrónico en determinados sitios para que luego sea víctima de spam, de contactos con desconocidos.

•  Robar su clave de correo electrónico y cambiarla para que el dueño de la cuenta no lo pueda consultar, responder y leer los mensajes que llegan a su Inbox.

•  Soltar rumores en los cuales a la víctima se le suponga un comportamiento, indeseable, dañoso o desleal, de forma que sean otros quienes, sin poner en duda lo que leen, ejerzan sus propias formas de represalia o acoso.

•  Enviar menajes con chantajes por e-mail o SMS, perseguir y vigilar a la víctima en los lugares de Internet en los se relaciona de manera habitual provocándole una sensación de completo agobio.