ubicalo img.png

¿Víctima, victimario o testigo?

 

En el ciberbullying se pueden utilizar diferentes medios o modalidades, pero siempre contará con tres actores que, en mayor o menor medida, participan en este acto. Aprende a identificarlos para que puedas evitar ser víctima, victimario o testigo. 

Víctima

  • Se muestra indefens@ ante la agresión y se siente culpable; tiene aislamiento psíquico y pocas habilidades de comunicación. Ante el ciberacoso se retrae, no le dice a nadie por temor.
  • Responde a la agresión iniciando la espiral ascendente del círculo de la violencia; sobre todo cuando los comentarios, burlas y ofensas son cada vez más frecuentes y graves.
  • Desconoce cómo frenar las intimidaciones y presenta trastornos psicológicos y psicosomáticos; dolores de cabeza, desorden alimentario, ansiedad, nerviosismo, depresión, pérdida del sueño, deseo de estar sol@, se niega salir con amigos por temor al rechazo o desconfianza, evoluciona a un desajuste psicosocial.
  • Se torna impulsiv@, con actitud desafiante, culpabilidad e deseos suicidas; carecen de autocontrol y autorregulación emocional, son emotivas y sensibles.
  • La víctima puede tener rasgos o habilidades como: inteligencia, desempeño académico o laboral, personalidad carismática, aceptación ante el grupo, etc., las cuales son envidiadas por el agresor.

 

Victimario o agresor 

  • Por lo regular es una persona fría, sin empatía ni respeto hacia los demás; no controla sus emociones y muestra enojo ante la frustración, el cual puede llegar a la agresión física.
  • Tiende a ser celos@, envidioso@, egoísta y resentido@ porque necesita el reconocimiento de los demás, busca ser protagonista, aceptado y temido. Pueden ser hombres o mujeres de cualquier edad.
  • La mayoría de las veces permanece en anonimato, incluso escondido en una identidad falsa; se mantiene permanentemente conectado en la red, participando en chats y foros de contacto, hasta encontrar a alguien que le parece susceptible de molestar.
  • Disfruta perseguir, intimidar y dañar a la víctima hasta anularla; siente placer ante el dolor, temor o miedo que provoca.
  • El agresor tiene dominio y amplio contacto con los medios tecnológicos, desarrolla habilidades en el manejo de aplicaciones y programas; ve al ciberacoso como una diversión y justifica hacerlo por aburrimiento.


Testigo que no denuncia

A diferencia del bullying, en el ciberbullying los testigos pueden estar presentes o ausentes en la situación de ciberacoso. Todos como usuarios y receptores de mensajes, visitantes de redes, chats, foros, podemos en un momento de consulta, de reenvió y etiquetación de algún mensaje o sitio de votación convertirnos en testigos de ciberacoso.

Algunos testigos no denuncian porque no quieren tener problemas con el agresor, incluso aceptan los mensajes o bien aprueban e idean las formas de agresión conjuntamente con el agresor.

Los testigos que no denuncian pueden clasificarse en:

Cómplices: si auxilian al agresor.

Reforzadores: no agreden, pero observan las agresiones, su silencio es interpretado por el agresor como aprobación; en otras veces se le ve incitando o se ausenta del lugar.

Ajenos: los que aun cuando recibieron el video estaban en un blogs o foro de votación y no denuncian el hecho.

Defensores: son aquellos que al recibir un video, texto o imagen denigrante de la víctima; censuran, bloquean, no reenvían o reportan a la red social lo que está sucediendo, tienen sentimientos de empatía y solidaridad con la víctima, no permiten ni toleran los abusos.

Los agresores son…

Los responsables del ciberbullying suelen ser, en su gran mayoría, adolescentes con poca supervisión de sus padres, con habilidades en el manejo de las tecnologías y acceso a diferentes dispositivos. 

El agresor puede tener alguna problemática familiar o personal y vivir sin muchos amigos, por ello utiliza una computadora o cualquier dispositivo móvil para acosar, intimidar o humillar a otros.